La autoridades de la Facultad de Ciencias Sociales de la UNC expresan su más profundo dolor y repudio por el cobarde asesinato político de Marielle Franco, concejala del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Río de Janeiro, militante y activista de derechos humanos que denunciaba constantemente las acciones violentas de la policía y que se había declarado en contra de la militarización de la ciudad, ordenada por el presidente Michel Temer.

Mujer, militante, madre, hija, lesbiana, negra, socióloga, feminista, favelada y la 5ta concejala con más votos en la última elección en Río de Janeiro. Marielle Franco era una de las voces más críticas a la intervención militar decidida por Temer para intentar controlar la violencia en las calles, y había sido designada para formar parte de la comisión municipal para fiscalizar la actuación del Ejército en capital carioca.

Marielle fue asesinada en plena calle. Con ella se fue un símbolo de la lucha por los derechos humanos y de las mujeres negras brasileñas. Una activista notable que lideró una dura batalla contra el racismo, el machismo y la violencia policial antes de ser asesinada a los 38 años de edad a tiros mientras viajaba en auto la noche del miércoles.

Creemos que desde nuestros lugares sólo nos queda multiplicar hasta el infinito los esfuerzos en la construcción de herramientas académicas y políticas que ayuden a pensar en Estados latinoamericanos que tengan la Justicia Social como norte.