Los aspirantes deberán contar preferentemente con títulos de grado universitario de Trabajo Social, Psicología, Abogacía, Ciencias de la Educación, Comunicación, Antropología, Economía, Sociología, Ciencias Políticas; aunque no es excluyente para disciplinas del campo de la Salud, del Arte, de Lenguas, siempre que se esté vinculado a una práctica profesional en el campo de la niñez y adolescencia.

En lo que respecta a aspirantes egresados de carreras de nivel superior no universitario de cuatro años de duración, se establece que podrán postular docentes de los niveles preescolar, primario y medio; profesores de educación especial, educación física, educación artística, sin excluir otras orientaciones como por ejemplo, ciencias biológicas.

En todos los casos, se pondrá énfasis en la experiencia y desempeño de políticas, programas y proyectos de intervención con niños/as y adolescentes.